Lección 1

Veganismo

Antes de leer esta lección, recomiendo leer ¿Porqué Veganismo?

Origen de la palabra veganismo

La palabra veganismo fue acuñada en 1944 durante la fundación de The Vegan Society. Por ahora empezaremos la historia desde ese punto, pero es importante anotar que han existido veganes antes de que se acuñase la palabra, y hay toda una historia de veganismos o ideologías similares que se desarrollaron dentro de culturas racializadas. Es una historia que todavía desconozco, en parte porque es completamente ignorada dentro la burbuja mediática del veganismo hegemónico. Nos queda pendiente investigar sobre esas raíces que conectan al veganismo con las historias de nuestros propios pueblos.

Durante la década de 1830, la palabra vegetariano se usaba para referirse a una persona que no consume ningún producto de origen animal para ningún propósito y que sigue una dieta predominantemente crudivegana. Sin embargo, durante el establecimiento de The Vegetarian Society en 1847, su organización incluyó las secreciones de animales como parte de la dieta vegetariana, para acomodar a algunos de sus miembros consumidores de huevos y lácteos. Esto generó discusiones que se evidencian en las páginas de The Vegetarian Journal, entre 1909 y 1912. Y que revivieron después de la Primera Guerra Mundial, concluyendo en la fundación de The Vegan Society en 1944.

Entre los que se oponían al uso de productos de origen animal estaba Mr Donald Watson, quien experimentaba con una dieta crudivegana (no recomendable a menos que se cuente con asesoría profesional), e intentó sin éxito formar un grupo de vegetarianos sin lácteos “Non-dairy vegetarians”, dentro de la Sociedad Vegetariana. La Sociedad decidió que era mejor enfocar sus energías en abolir el consumo de carne y le sugirió a Watson fundar una organización aparte. En noviembre de 1944, Elsie Shringley, Donald Watson y otras cuatro personas se reunieron en el Attic Club del distrito de Holborn, en Londres, para discutir la fundación de una nueva organización.

Ternero y fotos históricas HAN Mengqi・Unsplash

El nombre “Non-dairy vegetarians” es muy largo, incómodo y no deja claro la oposición a considerar los huevos y otras secreciones como comida. Donald Watson y Dorothy Morgan se basaron en las ideas de Mr G.A. Henderson y Fay K. Henderson: “Allvega, Allvegan”, para proponer el nombre “Vegan”. Entre las propuestas de otros miembros estaban: “Dairyban”, “Vitan”, “Benevore”, “Sanivore” y “Beaumangeur”.

La palabra vegan está formada por las primeras y últimas letras de la palabra vegetarian porque el veganismo surge del vegetarianismo y es su conclusión lógica. Donald Watson fue la primera persona en usar la palabra en una publicación, The Vegan News - de 1944, y Fay K. Henderson la primera en publicar un libro de cocina con la palabra en el título, Vegan Recipes - de 1946.

The Vegan News #1・Donald Watson / Vegan Recipes・Fay K. Henderson

The Vegan News #1・Donald Watson, Vegan Recipes・Fay K. Henderson

“Vega” era una palabra reconocida entre les vegetarianes de los años 30, ya que “The Vega” fue el nombre de uno de los restaurantes vegetarianos con mejor reputación en Londres durante esa década. The Vega fue fundado por Jenny y Walter Fleiss, quienes tenían un restaurante con el mismo nombre en Colonia y que cerraron para migrar a Londres, al enterarse de que Walter era el número 17 en la lista negra de la Gestapo.

La Sociedad Vegana fue fundada en un periodo de guerra en el que el gobierno distribuía la comida de forma racionada. Watson contactó al gobierno para solicitar una ración de grasa adecuada para veganes y para que se les permitiera comprar productos que estuvieran en suministro limitado como lentejas y fruta seca. El gobierno nunca aprobó su solicitud.

En 1949, Leslie J. Cross advirtió que la palabra veganismo no tenía una definición y sugirió esta: “El principio de la emancipación de los animales de la explotación que sufren por parte de los humanos”. La definición se fue afinando con los años hasta la que tenemos actualmente:

“Una forma de vida que busca excluir, hasta donde sea posible y practicable, todas las formas de explotación de, o crueldad contra los animales para comida, ropa o cualquier otro propósito; y por extensión, promueve el desarrollo y uso de alternativas libres de animales para el beneficio de los animales, los humanos y el ambiente. En términos dietarios, denota la práctica de prescindir de todos los productos derivados total o parcialmente de animales.”

Artículo completo sobre la definición de veganismo y ebook sobre la historia de la Sociedad Vegana. (En Inglés).

Dentro de la definición más o menos oficial, caben quienes se hacen veganes por salud y por reducir su impacto ambiental individual. Las razones por las que alguien decide hacerse vegane no son exclusivas ni excluyentes, aunque su motivación influye en la manera en la que entiende el veganismo y la posibilidad de mantenerse vegane o abandonar después de un tiempo. No importa si hemos llegado al veganismo por motivos de salud o de reducción del impacto ambiental, pero es necesario entender el antiespecismo, o rechazar la violencia para quedarse.

Veganes por salud

El veganismo entendido como una dieta que seguimos por salud y bienestar individual, puede tener una motivación egoísta aunque también responsable; pero en todo caso opcional. Yo decido si quiero cuidar mi salud o no. Si lo ampliamos a la familia y amigues, al cuidar mi salud evito que mi familia y amigues tengan que pasar por los dramas asociados a enfermedades cardiovasculares y otras, que se podrían evitar con buenos hábitos de vida y alimentación. Si lo llevamos a la comunidad, se podrían ahorrar un montón de recursos y dinero público si se reduce la cantidad de personas que sufren estas enfermedades. Desde este punto de vista, una política de salud pública responsable debería promover una dieta a base de plantas.

Sin embargo, quienes son veganes por salud podrían ser personas que están buscando la dieta perfecta para sus objetivos de transformación física, o aliviar sus problemas. Podrían ignorar que hay víctimas de por medio en la producción de bienes de consumo hechos con cuerpos y secreciones de animales, porque la información que consultan es únicamente nutricional. Entonces, cuando se pone de moda una nueva dieta, se enferman de algo, o no llegan a sus objetivos por una razón u otra, son los primeros en abandonar el veganismo, demostrando que ni entendieron de que se trata. También podrían practicar dietas extremas con ayunos y restricciones, para sufrir problemas más adelante y decir que son consecuencia del veganismo.

Cuando la motivación es únicamente el bienestar individual, no pasa nada con consumir de vez en cuando algo hecho con cadáveres o secreciones de animales no humanos, porque sería como “darse un gusto” o “romper un poquito la dieta”.

Hay que anotar que no a todos nos interesa la salud y el bienestar individual. Yo empecé a medio interesarme por mi salud cuando tenía ya treinta y ahora que tengo cuarenta, me importa pero no lo suficiente para hacer dieta, contar calorías y ese tipo de cosas. Hay una percepción negativa generalizada hacia las dietas como algo que hacen personas superficiales que no aceptan su propio cuerpo, están obsesionadas con su propio bienestar, se creen mejor que todes y son fastidiosas. Quienes crean contenido para promover el veganismo suelen no tener en cuenta eso y usan lenguajes visuales que apelan únicamente a quienes les interesa dejar unas costumbres que les conectan socialmente y les producen placer, para adoptar otras como un sacrificio por su propio bienestar y apariencia física. En este proyecto nos enfocamos en lo básico para que seamos veganes sin miedo de afectar negativamente nuestra salud. Llegar a objetivos de transformación física, sentirse con energía adicional, o sacar exámenes de salud perfectos, es opcional. Eso está muy bien, pero el veganismo eso otra cosa.

Veganes por reducir su impacto ambiental individual

Yo me hice vegano porque quería reducir mi huella de carbono y consumir menos agua. Ahora mi motivación principal es el antiespecismo, pero reducir el impacto ambiental es un problema ético también, porque “el ambiente” no es algo abstracto ni separable de nuestra vida y la de otras especies. Proteger nuestros ecosistemas es fundamental para proteger la vida de todos los demás seres que habitan o habitarán la tierra, y para tener una oportuindad de sobrevivir como especie. Si yo reduzco mis emisiones siendo vegane pero las aumento con otros comportamientos, o no soy cuidadoso con los residuos que produce lo que consumo, quienes sufrirán las consecuencias serán otras especies y las poblaciones vulnerables de la nuestra. Estamos pasando por una crisis ambiental y climática apocalíptica que afecta a todes quienes vivimos en este planeta. Ser veganes no nos da permiso de ser irresponsables en otras áreas, porque aplicaría la misma lógica de consumir responsablemente y evitar hasta donde podamos financiar la explotación abusiva, muerte y destrucción. Más importante que eso; ser veganes no nos exime de participar activamente en la lucha por la defensa de nuestros ecosistemas sino que debería impulsarnos a hacerlo. En ese sentido el veganismo tendría que ser enemigo del imperialismo, el capitalismo y el militarismo. Que el ejército del régimen de ocupación israelita ofrezca botas y comida vegana a sus mercenarios mientras oprime a la población palestina y destruye el ecosistema, no es veganismo sino instrumentalización del mismo. Que un billonario explotador, manipulador, imperialista y acaparador de tierras como Bill Gates tenga acciones en una corporación que produce hamburguesas plant-based, envueltas en plástico de un solo uso, y que pretenda explotar la culpabilidad blanca para vender Impossible Burgers como la salvación del mundo, tampoco es veganismo sino capitalismo del más vulgar.

La motivación ambiental tiene dos problemas graves. El primero es que dentro de esa lógica el reduccionismo puede ser una meta aceptable. Día sin carne, vegetarianismo, etc… Ideas como alimentar con algas a las vacas para que no produzcan metano y explotarlas ecológicamente, fabricar un material biodegradable parecido al plástico a partir de caparazones de cangrejos… Maquinaciones espantosas que involucran a animales como materia prima pasan como acciones éticamente válidas.

La pregunta entonces deja de ser si consumir como lo hacemos es apoyar un sistema de explotación que no es ético, y se convierte en qué tan sostenible es la producción de un cadáver o una secreción. Así no pasa nada con “darse un gusto” después de hacer tantos “sacrificios” por “el ambiente” (sacrificios que como van las cosas, serán en vano).

El segundo problema de la motivación ambiental, es que el tema es tan complejo y tiene tantas variables, que al final no sabemos si realmente vale la pena hacernos veganes como una acción individual efectiva para combatir la crisis climática y ambiental, o si es suficiente con reducir el consumo de cadáveres, o si más bien debemos evitar consumir cadáveres, pero seguir consumiendo secreciones… Se abren posibilidades sobre variables infinitas que difícilmente podemos entender, y que no necesariamente dejan por fuera continuar con la explotación a los animales.

26 Formas de Luchar contra el Cambio Climático・QuantumFracture・Youtube

Veganes por antiespecismo

Si somos veganes porque rechazamos la violencia que se deriva de apropiarnos de los cuerpos de animales como si fueran mercancía, la idea de ejercer o financiar esa violencia cuando podemos no hacerlo, es inaceptable y desagradable. Cuando lo entendemos así, es bien difícil que se nos vuelva a pasar por la mente volver a ejercer el especismo tres veces al día. {:class=”p-big”}

La siguiente lección será una introducción a la nutrición basada en plantas y a partir de la tercera lección, conoceremos el horror que hay detrás de las diferentes industrias de explotación animal. También entenderemos el sistema de creencias absurdas y tradiciones que normalizan la violencia.

Hasta donde tengo noticia, estos son los primeros documentales para la promoción del veganismo de la historia, predecesores del auge de documentales que vivimos ahora. El lenguaje visual de cada uno es tan de su época que hasta parecen mockumentales, pero los argumentos a favor del veganismo todavía funcionan, menos el del “poder del consumidor” que no se sostiene teniendo en cuenta que el supuesto auge del veganismo no ha disminuido la producción ganadera y pesquera.

OpenDoor・The Vegan Society・1976・Youtube

Truth or Dairy・The Vegan Society・1994・Youtube

Gracias a Eduardo Arias González, de Taller Agosto, por ayudarme a revisar el texto de esta lección.